Loading...
Inicio 2018-10-02T22:39:19+00:00

Toda empresa o negocio tiene trazados unas metas y unos objetivos particulares, sin embargo existe una meta que es común a cualquier tipo de emprendimiento, hablamos de la obtención de márgenes de ganancia.  En muchos aspectos uno podría definir a una empresa como saludable, si en cada balance sus márgenes de ganancia son positivos. Bueno, no siempre esta es una verdad única, hay que entender que cuando se habla de una empresa saludable, no nos podemos remitirnos únicamente a unos rendimientos positivos.

Algunos autores plantean que siempre que se habla de un margen de ganancia en una empresa, se habla en términos positivos, pero en este caso, lo que realmente importa es si el margen realmente compensa la inversión, el esfuerzo etc. Es por esto que este termino es siempre presentado no en cifras, sino a través de cálculos porcentuales. De esta manera es mucho más plausible, el poder corroborar los niveles de rendimientos que deja nuestro negocio. Hay un aspecto que muchas veces es ignorado por parte de las empresas, tiene que ver con la información que nos

arrojan los resultados de los cálculos de los márgenes de ganancia, estos datos no hay que verlos únicamente como meras cifras, si los analizamos a profundidad, podremos encontrar cuáles elementos de la empresa podemos potenciar aun mas para mejorar la eficiencia, de manera que podamos aprovechar las oportunidades estratégicas del mercado.

A continuación te mostraremos unas de las empresas que te ayudara en la mejor definición margen de ganancia que podemos reforzar mas para que a su negocio te vaya mejor.  https://es.shopify.com/enciclopedia/margen-de-ganancia

1. MARGEN DE GANANCIA BRUTA

Este tipo de margen, nos permite medir en términos positivos el control que realiza nuestra empresa, a la hora de producir y de distribuir sus productos. Lo que nos puede evidenciar este tipo margen es que efectivamente estamos balanceando los costos que asignamos tanto para los gastos fríos como para los gastos variables. En este caso, se buscará siempre las mejores oportunidades para maximizar lo que se invierta en estos costos, en cierto sentido tratamos de poner en evidencia que tanto puede influir en nuestra producción en general todo el capital que invertimos para producir. Algunos especialistas en el tema hablan inclusive de asignar costos individuales por producto de un cúmulo de gastos generales, lo cual evidenciaría en mayor detalle el tipo de margen que se consigue.

2. MARGEN DE GANANCIA OPERATIVA

Cuando hablamos de un margen de ganancia operativa, nos vamos a referir mas a la medición que se realiza, de nuestras ganancias, en función de todos lo que compone la operación de la expresa o del negocio. En este sentido a la producción, vamos a incluir todo lo que compone la administración de la operación, sumado a otros componentes como pueden ser los gastos en marketing, equipos, software etc. Si en el anterior caso, la idea nos centrábamos en un costo casi que individual, por producto, en este caso se engloba mucho mas la idea, en términos de la integralidad de la operación, así como de los servicios que presta cada unidad administrativa dentro del proceso de producción y distribución. Este tipo de margen de ganancia si que nos brinda un panorama mucho mas amplio de como interviene cada área, a través de el podemos evidenciar en que área se pueden encontrar dificultades o eventualidades que afecten el producto de cara a ser ofertado a los clientes.

3. REGULACIÓN DE LOS GASTOS

Cuando hemos identificado en cualquier caso, el tipo de margen que está generando nuestro negocio, es cuando podemos analizar y tomar decisiones que nos permitan mantener o aumentar nuestros rendimientos. Especialmente vemos como en el ultimo tipo de margen, podemos individualizar la participación en la producción a cada área, de manera correcta, si encontramos que los márgenes son bajos, podremos poner en evidencia en que parte de nuestra cadena hay fluctuaciones que estén afectando directamente los rendimientos. Los expertos en el tema hablan del control permanente que hay que realizar a la estructura de costos, especialmente los variables. Los costos generales también nos puedan dar una muestra de posibles descompensaciones que afecten los rendimientos. Algunos ejemplos de estos casos son los aumentos de los salarios de los colaboradores, el mantenimiento de cargos que no son indispensables en la operación, la compra indiscriminada de equipos etc. Finalmente, quisiera remarcar que el valor principal del concepto de margen de ganancia, radica en que nos brinda la posibilidad de realizar una lectura individual y general de la operación de nuestro negocio, este hecho es fundamental si queremos realizar correctivos o acciones que incidan en el mejoramiento productivo y de ventas. Tengamos presente este aspecto y explotemos todo su potencial.