Crea una marca fuerte con 5 elementos fundamentales

Aquellos que se estén pensando crear una marca, deberán saber que hay que empezar la casa por los pilares. Una marca debe ser fuerte para poder contrarrestar los golpes que la competencia le aseste, por lo que es necesario comprender y conocer la existencia de 5 elementos que van a posibilitar que tu marca sea más dura que el cemento ¿Los quieres conocer?

  1. Finalidad

¿Qué buscáis con la creación de una marca? ¿Generar ingresos? ¿Conseguir captar la atención? Pues bien, hay que tener claro que la marca es el reflejo de la empresa, por lo que no estaría mal hacer una llamada al estilo de vida de quien la creó, inspirar algún valor o principio, de tal modo que no se nos vea interesados en las carteras de nuestros clientes.

Ejemplos: mejorar la vida de nuestros clientes; aumentar su calidad de vida; divertirse trabajando, etc.

  1. Coherencia

El mensaje de la marca tiene que ser acorde a su forma de actuar, no siendo necesario tener que invocar mensajes relacionados con la actividad que desempeña. Aquí aludimos a la coherencia entre la marca y sus actos, por lo que no podemos utilizar un packaging que no es ecológico y vender productos que sí lo son ¿Captas el mensaje?

Además, la coherencia se dirige a todos los elementos de la empresa: colores, packaging, logo, etc.

  1. Llama a la atención

Una estrategia de branding tiene que captar la atención de todos los consumidores potenciables. Aquí entran las agencias de publicidad tan prestigiosas que poseen ideas que captan los sentidos de los consumidores. Esto es lo más complicado, pero basta con romper los esquemas o ir en contra de lo tradicional u ordinario para conseguirlo. Eso sí, cuidado con la forma en la que te comunicas.

  1. Consigue el crédito

En el caso de que una marca esté dando sus primeros pasos, necesitamos dos cosas: atrevidos o algo de reconocimiento/crédito. Podemos dar muestras a gente para que den su opinión, comprar bots que hagan reseñas (NO!) o tratar bien a nuestros empleados para que den una opinión positiva de nuestra empresa (nunca obligarles).

  1. Recompensa la fidelidad

Las empresas que tienen la posibilidad económica de hacerlo, no deben dudar en hacerlo porque es realmente eficaz. Podemos obsequiar a los clientes que han apostado por nosotros con descuentos o promociones exclusivas para conseguir afianzar mucho más la relación comercial que nos une con ellos.

Aquí algunos de los artículos más populares que puedes consultar:

By | 2018-10-08T16:06:35+00:00 octubre 5th, 2018|Uncategorized|0 Comments